El aumento de impuestos en Casinos italianos podría generar impacto negativo en el sector

January 1, 2019

Una de las situaciones más difíciles que debe afrontar la industria del juego suele ser el aumento de los impuestos. Recientemente, el proyecto de imposición de algunas tasas por parte del Estado han afectado significativamente la planificación llevada a cabo por algunos miembros de esta industria en el territorio italiano, por lo que, el aumento no ha sido bien recibido. 

Por lo general, los gobiernos se benefician significativamente por parte de los impuestos generados por el sector del juego, por lo que, al darse cuenta de esto, la imposición de tasas se ha vuelto una verdadera piedra en el zapato para los empresarios y operadores en este sector.

En una entrevista realizada a Moreno Marasco, presidente de Logico, comentó que aunque el gobierno necesita ganar dinero a través del sector de juego, ellos están habilitados para expresar su preocupación por estas tasas impuestos a los juegos de apuestas y azar. 

Respaldo a la industria

En Italia, Logico funciona como el organismo comercial que de alguna manera representa a las compañías dedicadas a los juegos de azar en línea, sólo si estas cuentan con licencias de regulador.

Tal y como lo acotó Marasco, esta nueva situación que enfrenta la industria del juego en relación a las nuevas tasas de impuestos, lo único que generará será una ventaja competitiva, fomentando la ilegalidad en los operadores de casinos y apuestas que no cuentan con licencia de operatividad en Italia. 

A través de sus impresiones, Moreno Marasco también destacó que la industria de los juegos online se encuentra en un estado de vulnerabilidad, pues es muy sencillo para los operadores que no cuentan con licencia, burlar las prohibiciones, llamando la atención de los usuarios italianos con mucha mayor facilidad.

Este aumento de impuestos, sólo puede traducirse en un reporte de disminución de ingresos adicionales, por lo que, esto puede afectar directamente al país, quien puede perder los ingresos ya garantizados. 

Bajas financieras

Si los operadores con licencia no pueden atraer clientes con propuestas más atractivas, esto afecta la capacidad de generar ingresos, lo que afectaría significativamente al sistema.

La lucha por establecer un acuerdo beneficioso para ambas partes se ha llevado a cabo durante años, generando un vínculo entre los impuestos y la canalización de los jugadores, lo que de alguna u otra forma generaría un equilibrio adecuado para el correcto funcionamiento de la industria. 

Este aumento de impuestos tendría un impacto negativo en la forma en que se canalizan a los jugadores, modificando el porcentaje de clientes que son atraídos hacia el mercado juego regulado en un territorio en particular. En este sentido, Italia, siendo uno de los mercados más importantes del continente europeo en el sector del juego, se proyecta como una de las posibles realidades que se afrontarán en 2019 a nivel general. 

Los ingresos generados por los casinos representan un porcentaje importante de los impuestos recaudados por el estado, por lo que, los principales afectados en este sentido no serían los empresarios como tal, sino los usuarios en menor medida.

La imposibilidad de las compañías dedicadas a esta actividad de poder ofrecer una propuesta interesante en sus diferentes promociones y ventajas durante el juego se hace cada vez más aguda con cada uno de los aumentos que son impuestos por el estado. Es una medida de riesgo, ya que, esto estimula de alguna forma a la práctica de apuestas ilegales para evadir estos duros aumentos fiscales.